Suscríbete al blog por mail

Introduce tu email para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas. Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

El blog de la Enfermería Oftalmológica y la información en Oftalmología

Interesante artículo sobre TASS y la limpieza de instrumental por parte de Enfermería.


img_20160411_082806

En el número de septiembre de la revista Journal of Cataract and Refractive Surgery aparece un artículo titulado “Toxic anterior segment syndrome: Role of enzymatic detergents used in the cleaning of intraocular surgical instruments” en el que se revisan las causas más comunes del TASS, acrónimo en inglés del Síndrome Tóxico del Segmento Anterior.

Es curioso porque tiene mucho que ver con el último post que he publicado, encuentra los errores.

Mencionan en el artículo,  que los factores de riesgo más comunes para desarrollar un TASS son el uso de bañeras de ultrasonidos, el inadecuado enjuague de las piezas de mano y el uso de detergentes enzimáticos. Con esto, dejan claro que si hay algún caso de TASS la culpable es la enfermera…

Los detergentes enzimáticos son tóxicos para el endotelio corneal. Exponen los autores, que rara vez es requerido el uso de agentes enzimáticos en cirugñia del polo anterior porque no suele haber demasiada carga biológica (entiéndase sangre y derivados de las misma). Para ello es primordial la limpieza del instrumental nada más salir del ojo, in situ, en el campo quirúrgico.

Si el agente enzimático no es completamente removido del instrumento o de las piezas de mano puede ser un más que potencial, y probable, fuente de TASS. Hasta ahí, de acuerdo.

Pero claro, ¿ qué pasa cuando el propio fabricante de instrumentos te dice en sus normas de limpieza que tienes que usar un detergente enzimático? Recuerden que, legalmente, estamos obligados a cumplir las recomendaciones del fabricante a este respecto.

En el artículo se menciona que se hicieron varios estudios para valorar la eficacia del enjuagado de puntas de faco con agua estéril tras el uso de detergente enzimático. Como  es de suponer, concluyen que en el grupo que no enjuagaron había más restos de detergente que el otro en el que  se enjuagó con agua estéril.

Como conclusión, los autores desaconsejan el uso de detergentes enzimáticos para la limpieza de instrumental ocular de forma sistematizada porque suponen un claro riesgo de TASS y de daño del endotelio celular.

El grupo de estudio en cuestión ha enviado información a los distintods fabricantes de instrumental oftálmico para que validen nuevos métodos de limpieza de instrumental en el que no se usen detergentes enzimáticos y así salvar los problemas legales.

Ahora yo cuestiono:

¿Qué pasa cuando tienes una cirugía de cataratas con un paciente que tiene un pannus corneal bestial (Vasos sanguíneos que crecen más allá del limbo corneal) y nada más hacer las incisiones empieza a sangrar?

¿Y si el iris sangra por diversas circunstancias?

En esos casos tenemos dos opciones. O limpiamos el instrumental nada salir del ojo con una paño específico de limpieza de instrumental (no me vale gasas ni nada por el estilo por el riesgo de desprendimiento de hilos) y lo repetimos cada vez que el instrumento entra y sale del ojo; o en los casos, en los que hay sangre, usamos detergente enzimático.

Pero claro, ¿qué pasa cuando los restos de sangre no son tan visibles? ¿No creen que deberíamos tratar a todo el instrumental igual, aunque sea para simplificar tareas y evitar errores?

En mi práctica diaria, y llevo muchos años haciéndolo y muchas cataratas a las espaldas (unas 15,000), si cumplimos estríctamente con los cuatro pasos de la esterilización, esto es, limpieza, enjuague, desinfección y esterilización, no debería haber más problemas. El quid de la cuestión está en la forma en la que se limpia el instrumental en muchos centros oftalmológicos, ya sean estos píblicos o privados. La mayoría de las veces no lo realizan personas que tienen una adecuada formación en las peculiaridades y las vicisitudes de la cirugía oftálmica. Conozco mucha hente que sabe mucho, muchñisimo de esterilización pero tiene poca idea de todos los cuidados que debemos tener con el instrumental oftalmológico.

Para mí es de vital importancia que cuando usamos un detergente enzimático cumplamos estrictamente estas dos condiciones: Usar un detergente enzimático aprobado por algún fabricante de isntrumental oftálmico; y la más importante, seguir a raja-tabla la dosificación del producto. Este hecho no se menciona en el artículo y para mi es clave.

Si limpiamos con la dosis adecuada de detergente, lo enjuagamos bien, en varias veces y cambiando a menudo el agua de enjuague y de limpieza (cada dos pacientes) el uso o no de detergentes enzimáticos no debería ser un problema. Es más. Estoy convencido de que si usamos detergente neutro y no enjuagamos bien el instrumental, también tendremos casos de TASS.

Aquí os dejo el enlace del abstract del artículo. Si alguien quiere más información al respecto, le ruego que se ponga en contacto conmigo.

 

 

Have any Question or Comment?

2 comments on “Interesante artículo sobre TASS y la limpieza de instrumental por parte de Enfermería.

Buen día Enrique,
La limpieza del instrumental de Oftalmológica incluye diversos factores “clave” que la formación integral del personal de enfermería puede ayudar sustancialmente.
Tan importante es la actividad dentro de quirófano como fuera de él, en las centrales de esterilización aunado a la revisión en conjunto con todo el equipo multidisciplinario de los tiempos adecuados y personal capacitado para finalizar con éxito los procesos (limpieza, desinfección, preparación, esterilización, etc).
Te envío un saludo desde México.

Reply
mirandoportusojos_dohe24

Hola Arsenia,
Lo primero de todo, gracias por comentar y participar.

No puedo estar más de acuerdo contigo. Es un tema multidisciplinar. Si cada parte del equipo no contribuye, no es posible ni lograr la eficiencia ni alcanzar unos estándares de calidad adecuados.

Saludos

Enrique C.

Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *